En nuestro propio rincón doméstico contamos con algunos objetos que, sin tener tal fin, pueden ser utilizados como juguetes eróticos. Además de posiciones o lugares nuevos, el morbo de incluir parafernalia erótica en las relaciones proporciona una dosis de lujuria….